¿POR QUÉ NO ES BÍBLICA LA PROHIBICIÓN DE RECIBIR TRANSFUSIONES DE SANGRE?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿POR QUÉ NO ES BÍBLICA LA PROHIBICIÓN DE RECIBIR TRANSFUSIONES DE SANGRE?

Mensaje  Testigo De Cristo el Jue Nov 06, 2014 9:29 pm


¿POR QUÉ NO ES BÍBLICA LA PROHIBICIÓN DE RECIBIR TRANSFUSIONES DE SANGRE?

22:24 19/02/2010,

Como usted ya sabrá, el tema de la prohibición de aceptar transfusiones de sangre es uno de los aspectos más conocidos a nivel mundial de la secta de los Testigos de Jehová, con la empresa de la Watch Tower a la cabeza. Hablar en la calle de Testigos de Jehová es sinónimo de “personas que dejan morir a niños por no aceptar transfusiones de sangre”. Sin embargo, ¿en qué se basan los miembros de la Watch Tower para prohibir las transfusiones de sangre según la interpretación que hacen de la Biblia?, no en vano, hay que partir de que la palabra “Transfusión de sangre” no aparece ni una sola vez en toda la Biblia, ni ninguna otra palabra que se le parezca, no hay, por tanto ni una sola alusión a este tema en la Biblia de forma directa y abierta, ¿En qué se basan entonces para prohibirlas?

¿En qué se basa la Watch Tower para justificar la negativa a las transfusiones?
La cuestión de la sangre en la Biblia tiene un considerable peso, de hecho hay aproximadamente unas cuatrocientas referencias a este tema. Veamos algunas de las referencias más significativas:

Génesis 9:3,4: “Todo animal moviente que está vivo puede servirles de alimento. Como en el caso de la vegetación verde, de veras lo doy todo a ustedes. 4 Solo carne con su alma -su sangre- no deben comer”

Génesis 9:5,6: “Y, además de eso, su sangre de sus almas la reclamaré. De la mano de toda criatura viviente la reclamaré; y de la mano del hombre, de la mano de cada uno que es su hermano, reclamaré el alma del hombre. 6 Cualquiera que derrame la sangre del hombre, por el hombre será derramada su propia sangre, porque a la imagen de Dios hizo él al hombre”

Levítico 17:10-12: “En cuanto a cualquier hombre de la casa de Israel o algún residente forastero que esté residiendo como forastero en medio de ustedes que coma cualquier clase de sangre, ciertamente fijaré mi rostro contra el alma que esté comiendo la sangre, y verdaderamente la cortaré de entre su pueblo. 11 Porque el alma de la carne está en la sangre, y yo mismo la he puesto sobre el altar para ustedes para hacer expiación por sus almas, porque la sangre es lo que hace expiación en virtud del alma [en ella]. 12 Por eso he dicho a los hijos de Israel: “Ninguna alma de ustedes debe comer sangre, y ningún residente forastero que esté residiendo como forastero en medio de ustedes debe comer sangre”.

Levítico 17: 15,16: “En cuanto a cualquier alma que coma un cuerpo [ya] muerto o algo desgarrado por fiera, sea un natural o un residente forastero, en tal caso tiene que lavar sus prendas de vestir y bañarse en agua y ser inmundo hasta el atardecer; y tendrá que ser limpio. 16 Pero si no las lava y no baña su carne, entonces tendrá que responder por su error”

Hechos 15: 28,29: “Porque al espíritu santo y a nosotros mismos nos ha parecido bien no añadirles ninguna otra carga, salvo estas cosas necesarias: 29 que sigan absteniéndose de cosas sacrificadas a ídolos, y de sangre, y de cosas estranguladas, y de fornicación. Si se guardan cuidadosamente de estas cosas, prosperarán. ¡Buena salud a ustedes!””

Hechos 21: 25: “En cuanto a los creyentes de entre las naciones, hemos enviado [aviso], habiendo dictado nuestra decisión de que se guarden de lo sacrificado a los ídolos así como también de la sangre y de lo estrangulado y de la fornicación”

Esas son las principales citas bíblicas en las que se basa la Watch Tower para justificar su negativa a las transfusiones de sangre. Parece más que evidente que está claro que según la Biblia hay que abstenerse de la sangre, sin ninguna duda. Entonces, ¿ha fundamento bíblico para no aceptar una transfusión?

¡¡DE NINGUNA MANERA!!

Analicemos las siguientes cuestiones:

1) La llegada del Cristo supone el fin de la Ley Mosaica, tal y como dice Romanos 10:4: “Porque Cristo es el fin de la Ley, para que todo el que ejerza fe tenga justicia.”; o se corrobora en Romanos 6:14: ” Porque el pecado no debe ser amo sobre ustedes, puesto que no están bajo ley, sino bajo bondad inmerecida”, y de nuevo se menciona en Colocenses 2:14: “borró el documento manuscrito contra nosotros, que consistía en decretos y que estaba en oposición a nosotros; y Él lo ha quitado del camino clavándolo al madero de tormento” Esto significa que todo lo citado sobre la sangre en el antiguo testamento, como son los textos anteriormente citados de Génesis o Levítico quedan anulados tras la llegada del Cristo y su nueva ley.

2) Si la Watch Tower se empeña en respetar esta ley sobre la sangre, ¿por qué no respetan las palabras del capítulo 11 de Levítico que prohibe a los judíos comer ya no la sangre sino la grasa de animales, e incluso la carne de animales como el camello, la liebre, el cerdo, o no comer animales acuáticos sin aletas ni escamas (¿las almejas?, ¿los mejillones?,…) entre otras recomendaciones más en cuanto a qué comer o no comer.?. También en esas escrituras estaba el mandato de “Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra” de Génesis 1:28, y sin embargo muchas familias de los testigos de Jehová no tienen hijos e incluso la propia Watch Tower recomienda no tener hijos a sus feligreses. También en Génesis 3:19 se castigaba al hombre “con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas al suelo”, y sin embargo, los testigos de Jehová puede aceptar trabajos en los que no se suda y además, comen algo mas que pan. También en Génesis 3:16 se decía “Aumentaré en gran manera el dolor de tu preñez; con dolores de parto darás a luz hijos”, y sin embargo, las mujeres testigos de Jehová aceptan el parto sin dolor, y aceptan la epidural. ¿No es eso una contradicción?

3) No obstante, en el libro de Hechos se vuelve a hablar de “absteniéndose de sangre”, que es un libro del nuevo testamento, ¿significa eso que sigue siendo válida la orden de rechazar la sangre?. Pues sí, obviamente.

4)Sin embargo, debe observarse que en la nueva orden del libro de Hechos, no se amplia el concepto que ya teníamos del antiguo testamento, sino que simplemente se manda “absténganse de sangre y de animales sacrificados a ídolos y de animales estrangulados”, pero en ningún caso se encuentra una referencia directa mínimamente relacionable con una transfusión de sangre, sino que sigue manteniendo la referencia a mandatos referidos a cuestiones de higiene y alimentación.

5) Realmente la sangre es uno de los componentes de un organismo vivo que pueden ser más contagiosos, pues en la sangre es donde se encuentran la gran mayoría de virus, bacterias y microorganismos que pueden contagiar enfermedades, por lo que es un consejo útil el desangrar completamente un animal antes de comérselo. De hecho esa práctica está muy extendida en la actualidad, pues todos los animales que son sacrificados con fines alimentarios son correctamente desangrados antes de que sus componentes sean destinados al consumo humano. ¿El motivo?, pues sobre todo porque una carne animal sin sangre es más duradera, pues la sangre es un componente que fácilmente se corrompe y con ella pudre la carne. Por tanto, el consejo de comer animales desangrados y no estrangulados es un consejo útil, nadie dice lo contrario.

6) Pero, más allá de la prohibición de no comer sangre y de respetar la sangre como un símbolo del alma y de lo sagrado para Jehová, seguimos sin poder dar una respuesta a por qué no la podemos usar para salvar vidas a través de una transfusión. ¿Cómo lo justifica la Watch Tower?. En el folleto “La cuestión de la sangre” publicado por la Watch Tower en 1977, nos dice lo siguiente:

“Los doctores saben que a una persona se le puede alimentar por la boca o intravenosamente. De manera similar, ciertas medicinas pueden administrarse por diferentes vías. Por ejemplo, hay antibióticos que pueden tomarse oralmente en forma de tabletas o pueden ser inyectados en los músculos de la persona o su sistema circulatorio (intravenosamente). ¿Qué hay si usted hubiese tomado cierta tableta de antibiótico y, por haber tenido una peligrosa reacción alérgica, se le hubiese advertido que se abstuviera de esa droga en el futuro? ¿Sería razonable considerar que esa advertencia médica significaría que usted no podría tomar la droga en forma de tableta, pero que podría inyectársela sin riesgo en la corriente sanguínea? ¡Difícilmente! El punto principal no sería la vía de administración, sino que era necesario que usted se abstuviera por completo de ese antibiótico. De manera similar, el decreto de que los cristianos deben ‘abstenerse de sangre’ claramente abarca introducir sangre en el cuerpo, ya sea por la boca o metiéndola directamente en la corriente sanguínea”

Como puede usted ver, cuando entramos en la aplicación del principio de “absténganse de sangre” a la cuestión médica, ya no aparece ni un solo texto bíblico, sino que ya se trata de una mera interpretación propia de la Watch Tower. Ahora bien, ¿tiene razón la Watch Tower en esa interpretación de la relación entre la sangre y su uso médico?
En cuanto al razonamiento que se ha hecho en la anterior cita del folleto “Los testigos de Jehová y la cuestión de la sangre”, es un razonamiento totalmente erróneo. En ese folleto nos dicen que si nos dice nuestro médico que no tomemos un determinada sustancia que nos genera alergia, sería iluso por nuestra parte en vez de tomar esa sustancia por vía oral, comiéndola, nos la inyectáramos. Y es cierto. Por ejemplo, yo tengo unos amigos que tienen una hija que tiene celiaquía, es decir, no puede comer nada que contenga gluten, de manera que la chiquilla no puede comer ni pan, ni galletas ni magdalenas, ni bollycaos,…. y por supuesto, sería bastante absurdo “inyectar un bollycao”, porque la alergia no es al Bollycao, sino a una sustancia llamada gliadina, que estará igualmente presente tanto si nos comemos el Bollycao a bocaos como si nos lo inyectamos en vena.
De manera que si el médico nos dice no consumas gluten, o no consumas alcohol, por cuestiones alergénicas o hepáticas, dará igual si nos lo comemos que si nos lo inyectamos.
Ahora bien, ¿significa eso que no puedo vender Bollycaos en una tienda de alimentación?, ¿significa eso que no puedo usar el alcohol para otros fines como desinfectante o para limpiar un cristal, por ejemplo?. Obviamente, es ridículo.
El mandato de la Biblia de “abstenerse de sangre” estaba claramente ligado a su uso como alimentación, por lo que no tiene nada que ver con que se haga un uso médico de la sangre. Siguiendo esa misma lógica, ¿podría un testigo de Jehová tocar su propia sangre cuando se hace una herida?, ¿podría un testigo de Jehová limpiar unas gotas de sangre que hayan caído por ejemplo en el suelo de su propia casa?
Obviamente, en la Biblia no se dice “no limpies la sangre de tu suelo”, pero, ¿tiene algún sentido decir que no se podría limpiar? Obviamente es ridículo, tan ridículo que decir que no se pueden hacer transfusiones basándose en los textos anteriormente citados.

Además, no es lo mismo comer sangre que transfundir sangre. Si yo me como una morcilla con sangre de cerdo, lo que hago es digerir esa sangre a través del sistema digestivo, y lo que hago es descomponer esa sustancia llamada sangre en una serie de nutrientes, de manera que lo que pasa a nuestro flujo sanguíneo no es sangre de cerdo, sino una serie de nutrientes (hierro, proteínas, vitaminas,…). Ahora bien, por el contrario, si yo cojo y me inyecto la sangre de la morcilla, sangre de cerdo, directamente a mi flujo sanguíneo, el efecto puede ser letal para mi organismo, pues me estaría inyectando una serie de plaquetas, leucocitos, glóbulos rojos, glóbulos blancos,…. que no son humanos y su efecto con la sangre humana podría ser muy perjudicial. Por tanto, no tiene nada de comparación. Comer y transfundir son dos actos totalmente diferentes, por lo que no tiene sentido generalizar de uno a otro.

En conclusión, la doctrina de la prohibición de las transfusiones es precisamente eso, una doctrina, propia de la Watch Tower, sin ningún fundamento bíblico, siendo una simple interpretación impuesta por la Watch Tower. Una interpretación que ha manchado las manos de sangre de la Watch Tower, y además es un cumplimiento mas de porqué la Watch Tower, y por ende, los Testigos de Jehová no pueden ser nunca la religión verdadera, porque esta cuestión de la sangre es una carga que la Watch Tower ha impuesto a sus seguidores, muy lejos de ser una carga del propio Jesucristo, y el mismo Jesús advirtió de ello en Mateo 23:4, 5 cuando avisaba de los esribas y fariseos: “Atan cargas pesadas y las ponen sobre los hombros de los hombres, pero ellos mismos ni con el dedo quieren moverlas. 5 Todas las obras que hacen, las hacen para ser vistos por los hombres; porque ensanchan las cajitas [que contienen escrituras] que llevan puestas como resguardos, y agrandan los flecos [de sus prendas de vestir]“, eso mismo hace la Watch Tower, imponen cargas ellos mismos a sus seguidores (como la prohibición de transfusiones de sangre, o la no celebración de cumpleaños, entre otros), y encima lo que hacen es vanagloriarse por ello, creyéndose más sagrados que las demás religiones, que aceptan las transfusiones, o creyéndose incluso más inteligentes que los propios médicos o biólogos.

Si usted está pensando en hacer un comentario crítico sobre este post, antes de hacerlo, tenga en cuenta los siguientes aspectos, mas que nada, para evitar repetir otra vez las mismas respuestas:

a) En ningún momento me he opuesto a que el consejo de no comer sangre sea negativo, de hecho, he mencionado que me parece acertado, y por ello, hoy toda la carne que podemos encontrar en la carnicería está convenientemente desangrada.

b) No he entrado en temas como los riesgos del uso de la sangre en transfusiones, uno de los temas más usados por la Watch Tower, prácticamente diciendo que si alguien acepta una transfusión, será infectado de sida, o de cualquier otra enfermedad. Evidentemente transfundir sangre conlleva un riesgo, pero para ello cada vez se hacen análisis más finos de la salubridad y compatibilidad de la sangre antes de ser transfundida, de manera que a día de hoy la probabilidad de adquirir una enfermedad o de tener un rechazo por una transfusión es mínima. También tiene riesgos operar de apendicitis, no sería el primero que se muere por una operación de apendicitis, pero la probabilidad es mínima, y el beneficio es máximo.

c) También he evitado entrar en si se deben aceptar o no tranfusiones de determinados componentes de la sangre, porque eso ya me parece un cachondeo absoluto. Si en la Biblia ni se menciona la sangre como uso médico, mucho menos se hace referencia a transfusiones, ¿cómo alguien puede interpretar con la Biblia en la mano qué componentes se pueden transfundir y cuáles no?

avatar
Testigo De Cristo

Mensajes : 1421
Fecha de inscripción : 28/02/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.